Te proponemos cinco trayectos que puedes hacer fácilmente con las bicicletas eléctricas de Cooltra a lo ancho y a lo largo de la ciudad (y sin demasiado esfuerzo)

Nunca fue tan fácil desplazarse en bicicleta por la capital catalana. Carriles bici por casi toda la ciudad, manzanas enteras pacificadas y un servicio de bicicleta free float y 100% eléctrico que permite desplazarse con facilidad por cualquier terreno.

Así es, desde que las bicis de Cooltra llegaron a Barcelona es posible ir en bicicleta a cualquier lugar, sin preocuparse demasiado por las cuestas, y con la opción de aparcarlas muy cerca de tu destino. No hace falta siquiera ser residente en la ciudad para utilizarlas, solo con descargar la app y saber pedalear ya es suficiente.

¿Pero a dónde puedo ir con las bicis de Cooltra? ¿Puedo estacionarlas en cualquier sitio de la ciudad? ¿Qué sucede si la calle es cuesta arriba? Éstas y otras preguntas las responderemos en este artículo.

  • De San Sebastián a Llevant: ruta a la vera del Mediterráneo

Una de las mejores rutas en bici por la ciudad es la del litoral. Anímate a mirar desde otro ángulo y redescubrir 7 playas en menos de 30 minutos y con el placer de sentir el aire del Mediterráneo en la cara. Se puede hacer de diferentes maneras, pero aquí te recomendamos coger la bici cerca del Hotel W, y comenzar por el paseo que rodea la playa de San Sebastián. Si te fijas, a la izquierda del todo verás el carril bici que atraviesa toda la playa.

Con este paisaje de arena y mar puedes rodar hasta el otro extremo de las playas de la ciudad hasta llegar al Fórum o quedarte a descansar en la playa del Llevant. El carril bici te permitirá hacer todo el trayecto con vistas al mar, y solo si decides llegar hasta el Fórum, tendrás que abandonar las playas en el último trayecto para coger un trocito del carril bici de la Ronda Litoral. El viaje total es de unos 25 minutos, pero te recomendamos alargarlo y disfrutar del paseo.

La nueva bici eléctrica de eCooltra llega a Barcelona

La nueva bici eléctrica de eCooltra, ya disponible en las calles de Barcelona.

  • Paseo por Montjuïc: ejercicio y vistas aseguradas

Inicia el paseo en Plaza Espanya y dirígete hacia la montaña de MontjuÏc. Coge la ancha avenida que acaba en el edificio que preside la montaña, el MNAC. Una vez que atravieses esta avenida, Reina Cristina, (es la que tiene las dos enormes columnas a su entrada) estarás a los pies del MNAC. Ahora simplemente continúa por la carretera que verás a tu derecha.

Notarás el inicio de la cuesta de MontjuÏc en tus piernas, pero la bici eléctrica te ayudará a no abandonar el camino. La primera parada es el Poble Espanyol, un complejo edificado para la Exposición Universal de 1929, y que iba a ser derribado ese mismo año. Si te apetece hacer una parada y visitarlo, puedes poner la bici en pausa, atarla a una U invertida y disfrutar de la visita. Hay 117 edificios a escala real dentro del Poble Espanyol, y más de 25 artesanos que te enseñarán otra cara de la cultura española.

Si continúas la ruta pasarás por el Estadi Olímpic, construido para las Olimpíadas de Barcelona en 1992. Desde allí podrás apreciar vistas y un impactante centro deportivo y cultural. Un poco más de subida y llegarás al Jardín Botánico: 14 hectáreas de jardines diseminados por la montaña, digno de apreciar y fotografiar. Para completar el recorrido, te proponemos pedalear hasta la cima y visitar el Castillo de MontjuÏc. Para finalizar, puedes bordear la planicie que rodea el castillo, desde donde podrás divisar el puerto y el litoral de la ciudad.

  • Paseo por el casco antiguo siguiendo la muralla romana

No hace falta ser turista para descubrir nuevos lugares en la Ciudad Vieja de Barcelona. El barrio Gòtic, el Raval, la Barceloneta, son dignos de recorrer con nuevos ojos. En el Gòtic hay rincones que seguramente no conoces y que puedes, o bien pasar por delante en la bici y solo parar para sacar algunas fotos, o bien aparcar la bici en las afueras del casco antiguo y pasear a pie hasta que te entren ganas de volver a pedalear.

Posiblemente has pasado alguna o muchas veces por delante de la muralla romana de Barcelona,y quizás no sabías dónde estabas o la importancia que tiene. Declarada Bien de Interés Cultural Nacional, la muralla comenzó a construirse en el siglo I, pero los restos que se conservan hoy datan del siglo III y IV. La muralla romana tiene así casi 2000 años de historia y es el monumento más grande de la ciudad condal, más de dos tercios permanecen todavía ocultas. Para seguir el trazado completo de la muralla debes comenzar en la Plaça Nova (detrás de la Catedral), luego recorrer la avenida de la Catedral, la calle Tapineria, la Plaça del Àngel, continúa por la calle Sotstinent Navarro, Plaça del Traginers, calle Correu Vell, calle Hostal del Sol, Regomir, Gignàs, Avinyó, Bany nous y finaliza el recorrido en calle de la Palla. Después de este recorrido mirarás con otros ojos al barrio Gòtic.

  • Sitios para ir de picnic por Barcelona

El parque de la Ciutadella y MontjuÏc son lugares ideales para hacer picnic en Barcelona, y puedes llegar cómodamente en bicicleta hasta allí. Pero queremos proponerte nuevos espacios verdes para hacer un plan diferente en la ciudad. Así que llena tu mochila con comida, bebida y lo que quieras, reserva la bici de Cooltra, deja todo cómodamente en la canasta de la bici, ¡y vamos de picnic!

El parque de Cervantes, en la zona alta de la ciudad (avenida Diagonal, 706), tiene grandes zonas de césped, caminos anchos para moverse en bici y una pendiente que no será un problema para quien vaya en bici eléctrica. Paisajismo de diseño, monolitos, rosaleda, descubre cada rincón tú misma y escoge el mejor para desplegar tu picnic.

Los jardines de la Maternitat en el barrio de Les Corts, son ideales para comidas al aire libre, hay muchos árboles y espacios con sombra, especiales para una comida fresca de verano. Si prefieres acercarte al mar, el parque de la Mar Bella es un rincón muy especial para hacer un buen picnic. Amplias zonas de césped en muy buenas condiciones y con árboles que garantizan fresquito y sombra. Al lado tienes un skate park por si te apetece hacer algunas piruetas.

  • De casa al trabajo sin contaminar

Probablemente llevas tiempo pensando pasarte del coche o el transporte público a la bicicleta para ir y volver del trabajo. Pero cada vez que te propones a hacerlo encuentras nuevas pegas. Algunas de ellas suelen ser el temor por dónde dejar la bicicleta mientras estás en la oficina, el esfuerzo físico que implica pedalear, el coste que tiene una bicicleta nueva, el espacio para guardarla en casa… Pero con las bicis de Cooltra no tienes que preocuparte por nada de esto.

En primer lugar, el hecho de usar el servicio de sharing hace innecesario estar pendiente de dónde dejar la bicicleta al llegar al trabajo. Si tu oficina está en la ciudad de Barcelona, muy probablemente tengas una U invertida cerca para aparcarla al llegar. En segundo lugar, el esfuerzo de ir en bicicleta se ve atenuado si te desplazas en bicicleta eléctrica, por más que haya cuestas o haga demasiado calor, el esfuerzo es mucho menor que el de pedalear una bici mecánica, por lo que puedes llegar a la oficina prácticamente sin sudar y haciendo un poco de ejercicio.

Al volver a casa, no tienes que preocuparte si usas las bicis de sharing, ya que la dejarás en la U invertida más cercana y no tendrás que subirla a casa no molestarte por posibles siniestros que pudieran ocurrir. Ya sabes, pasarte a la bici eléctrica tiene más ventajas de lo que creías. Descárgate la app de eCooltra y pruébalas, disfruta tú mismx de la libertad de viajar sin contaminar, sin ataduras, y sin demasiado esfuerzo.

Pin It on Pinterest

Share This